¿ QUE ES LA ARTROSIS FACETARIA LUMBAR?

La artrosis facetaria lumbar es una condición degenerativa que afecta a las articulaciones facetarias de la columna vertebral, específicamente en la zona baja de la espalda. Estas articulaciones pueden experimentar un desgaste progresivo y doloroso, dando lugar a la artrosis facetaria lumbar.

RADIOFRECUENCIA PARA EL ALIVIO DEL DOLOR FACETARIO

Procedimiento que realizamos en el quirófano de manera percutánea con unas agujas y electrodos y que se puede realizar a varios niveles, con anestesia local y un poco de sedación.

Toda la información sobre la artrosis facetaria

La artrosis facetaria lumbar suele ser una consecuencia del proceso natural de envejecimiento, aunque también puede ser desencadenada por lesiones, sobrepeso, sedentarismo y malos hábitos posturales. A medida que envejecemos, el cartílago que protege las superficies articulares se desgasta, lo que provoca una fricción directa entre las vértebras y un aumento de la inflamación. Síntomas de la artrosis facetaria lumbar

  • Dolor lumbar crónico: La persona afectada experimenta dolor persistente en la zona baja de la espalda, que puede aumentar al realizar movimientos específicos o al estar de pie durante períodos prolongados.
  • Rigidez: La rigidez en la espalda puede ser más notoria al despertar o después de periodos de inactividad prolongados.
  • Dolor irradiado: En algunos casos, el dolor puede extenderse hacia las nalgas y la parte posterior de los muslos.
  • Dificultad para movilizarse: Los movimientos de la columna lumbar pueden verse limitados debido al dolor y la rigidez.

Afortunadamente, existen varias opciones de tratamiento para aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de quienes padecen artrosis facetaria lumbar. Dos de las opciones más efectivas son:

  1. Bloqueo de las facetas lumbares guiado por ecografía: Este procedimiento consiste en la inyección de medicamentos, como corticosteroides o anestésicos locales, directamente en las articulaciones facetarias afectadas. La utilización de la ecografía como guía proporciona una mayor precisión en la aplicación del medicamento, lo que mejora la eficacia del tratamiento y minimiza los riesgos asociados.
  2. Tratamiento por radiofrecuencia de las facetas lumbares guiado por escopia: En este procedimiento, se utiliza la radiofrecuencia para generar calor y lesionar selectivamente los nervios responsables de transmitir la señal del dolor desde las facetas lumbares hacia el cerebro. Esto puede proporcionar un alivio del dolor más prolongado que los bloqueos convencionales, ya que se interrumpe temporalmente la capacidad de los nervios para transmitir la señal de dolor.