¿QUE ES UNA HERNIA DE DISCO CERVICAL?

La hernia discal cervical es una afección común que afecta la columna vertebral en la región del cuello. Una hernia discal ocurre cuando el núcleo gelatinoso del disco sobresale o se desplaza hacia el exterior, comprimiendo los nervios cercanos y causando síntomas dolorosos.

¿ SE PUEDE TRATAR CON CIRUGÍA MINIMAMENTE INVASIVA

La cirugía mínimamente invasiva es una opción innovadora para tratar la hernia discal cervical . Este enfoque utiliza incisiones pequeñas y tecnología de vanguardia para acceder a la hernia y eliminarla con precisión. 

Información completa de la hernia discal cervical

La hernia discal cervical puede ser causada por diversos factores, siendo los más comunes:

  • Degeneración del disco: Con el envejecimiento, los discos pueden perder elasticidad y deshidratarse, haciéndolos más propensos a herniarse.
  • Lesiones traumáticas: Un accidente o una lesión en el cuello pueden provocar la herniación del disco.
  • Sobrecarga repetitiva: Actividades que implican movimientos repetitivos del cuello pueden aumentar el riesgo de hernia discal.
  • Factores genéticos: Algunas personas pueden tener una predisposición genética a desarrollar hernias discales.

Los síntomas de una hernia discal cervical varían dependiendo de la ubicación y el grado de compresión nerviosa. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor en el cuello: Puede ser un dolor sordo o agudo que se irradia hacia los hombros y los brazos.
  • Hormigueo o entumecimiento: En los brazos, manos o dedos.
  • Debilidad muscular: La compresión de los nervios puede provocar debilidad en los músculos del brazo afectado.
  • Problemas de coordinación: En casos graves, la hernia discal cervical puede afectar la coordinación motora.

Para diagnosticar una hernia discal cervical, el médico realizará un examen físico y puede solicitar pruebas de diagnóstico, como resonancia magnética o tomografía computarizada, para visualizar con precisión los discos y los nervios afectados.

La intensidad o gravedad de los síntomas de la hernia discal cervical dependen de la compresión sobre la raíz y/o médula espinal, que es lo que provoca el dolor cervical.

La cervicobraquialgia, cervicalgia o dolor en el cuello irradiado por el hombro, brazo y dedos se produce cuando la compresión afecta a una raíz nerviosa (radiculopatía). El dolor es continuo, provoca trastornos nocturnos, hormigueo en el brazo y/o mano (parestesias), disminución de la sensibilidad (hipoestesia) y mareos.

Cuando el disco herniado comprime la médula espinal, se produce una mielopatía. Los síntomas que puede experimentar el paciente son los siguientes: alteración de la marcha, afectación de esfínteres, o anomalías en la sensibilidad y fuerza de extremidades inferiores y/o superiores.

En muchas ocasiones serán necesarias pruebas complementarias como las neurofisiológicas para estudiar el nervio pudendo, electromiografía para el estudio de los músculos del suelo pélvico, ecografía y ecografía Doppler para el estudio de las arterias y venas abdominopélvicas, resonancias magnéticas y/o TAC abdominal y pélvico, test de Stamey, ecografía prostática transrectal, etc.

En el caso de las hernias discales, es importante que el paciente identifique los síntomas de forma temprana, para evitar la evolución de la lesión. De esta forma, se podrá aliviar el dolor de forma rápida.

Tratamiento Conservador de la Hernia Discal Cervical: En muchos casos, el tratamiento inicial es conservador y puede incluir:

  • Reposo: Evitar actividades que empeoren el dolor.
  • Medicación: Antiinflamatorios y analgésicos para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Fisioterapia: Ejercicios específicos para fortalecer los músculos del cuello y mejorar la movilidad.
  • Terapias no invasivas: Como la tracción cervical o la acupuntura, pueden proporcionar alivio temporal.

Si el dolor y los síntomas persisten o son graves, la cirugía puede ser considerada. Existen diferentes enfoques quirúrgicos, entre ellos:

  • Artrodesis anterior: Se retira el disco herniado y se fusionan las vértebras adyacentes.
  • Prótesis de disco cervical: Se reemplaza el disco herniado con una prótesis artificial para preservar la movilidad del cuello.
  • Cirugía endoscópica cervical: Procedimiento menos invasivo que utiliza un endoscopio para acceder al disco herniado y eliminar el material que protuye. Alta en 24h y el paciente no requiere inmovilización ni collarín