¿DOLOR LUMBAR CRÓNICO?

Un 80% de la población mundial experimentará algunas vez en su vida dolor lumbar.Se caracteriza por un dolor persistente y molesto en la región baja de la espalda.

¿ LUMBAGO O CIÁTICA ?

El lumbago se refiere a un dolor agudo o punzante que se produce en la zona lumbar. Por otro lado, el dolor ciático se origina en la región lumbar, pero se irradia hacia las piernas debido a la irritación del nervio ciático.

Causas, síntomas y tratamientos para la lumbalgia

Existen diversas causas que pueden provocar lumbalgia, que van desde factores mecánicos, como el desgaste de las vértebras y los discos intervertebrales, hasta causas más complejas como hernias discales, estenosis espinal o incluso infecciones. 

Los síntomas típicos incluyen dolor en la zona baja de la espalda que puede irradiarse a las nalgas y las piernas, rigidez muscular y dificultad para realizar movimientos.

El diagnóstico de la lumbalgia generalmente se basa en la historia clínica y un examen físico completo. Se pueden realizar pruebas de imagen, como radiografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas, para confirmar el diagnóstico y descartar otras patologías.

En cuanto a los tratamientos conservadores, el manejo inicial incluye reposo relativo, aplicar calor o frío en la zona afectada, fisioterapia, ejercicios de fortalecimiento y estiramientos, y analgésicos para aliviar el dolor.

En casos más severos y persistentes, se pueden considerar tratamientos quirúrgicos. La artrodesis lumbar posterior con apoyo de sistema de Navegación 3D es una cirugía que fusiona dos o más vértebras lumbares para estabilizar la columna vertebral y reducir el dolor. Sin embargo, este tipo de cirugía se considera como último recurso, ya que implica riesgos inherentes y la recuperación puede ser larga.

En conclusión, la lumbalgia es una afección frecuente que puede afectar significativamente la calidad de vida de quienes la padecen. La comprensión de sus causas, síntomas y opciones de tratamiento conservador y quirúrgico es fundamental para abordar de manera efectiva este problema y mejorar la salud y bienestar de los pacientes. Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.