¿QUE ES UNA HERNIA DISCAL LUMBAR?

Es una afección médica que afecta a la columna vertebral, específicamente a los discos intervertebrales situados en la zona baja de la espalda.. Una hernia discal lumbar ocurre cuando el núcleo gelatinoso del disco se desplaza o sale de su lugar y comprime las raíces nerviosas cercanas, causando dolor y molestias

¿ CUAL ES LA CAUSA DE UNA HERNIA DISCAL LUMBAR?

La hernia discal lumbar puede surgir por diversas razones. La causa más común es el desgaste natural del disco debido al envejecimiento. A medida que envejecemos, los discos pierden gradualmente su contenido de agua y se vuelven menos flexibles, lo que aumenta el riesgo de que se produzca una hernia. Además, ciertos factores de riesgo como la obesidad, el sedentarismo, el levantamiento de objetos pesados de manera incorrecta y los movimientos bruscos de la espalda pueden contribuir al desarrollo de la hernia discal lumbar.

Preguntas frecuentes sobre la hernia discal lumbar

Los síntomas de una hernia discal lumbar varían según la ubicación y el tamaño de la hernia, así como la presión ejercida sobre las raíces nerviosas. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor agudo o punzante en la zona lumbar, que puede extenderse hacia las piernas y los glúteos.
  • Hormigueo o entumecimiento en las extremidades inferiores.
  • Debilidad muscular en las piernas.
  • Dificultad para caminar o mantener una postura adecuada.
  • Sensación de ardor en la espalda baja.

Para diagnosticar una hernia discal lumbar, el médico llevará a cabo una evaluación física y revisará la historia clínica del paciente. Además, pueden solicitar pruebas de imagen como radiografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. Estos estudios permiten visualizar con detalle la columna vertebral y confirmar la presencia de una hernia discal, así como su ubicación y tamaño.

En muchos casos, los síntomas de una hernia discal lumbar pueden mejorar con tratamientos conservadores, que incluyen:

  • Reposo y limitación de actividades físicas que puedan empeorar los síntomas.
  • Medicamentos antiinflamatorios y analgésicos para aliviar el dolor y reducir la inflamación.
  • Fisioterapia para fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la postura.
  • Terapias de calor o frío para aliviar el dolor y reducir la inflamación.
  • Inyecciones de corticoesteroides para disminuir la inflamación alrededor de la hernia.

Cirugía endoscópica de columna para la hernia discal lumbar Cuando los tratamientos conservadores no proporcionan alivio suficiente o cuando hay una pérdida significativa de función y control muscular, puede considerarse la opción quirúrgica. La cirugía endoscópica de columna es una técnica mínimamente invasiva que se utiliza para tratar la hernia discal lumbar.

Este procedimiento se realiza a través de una incisión de 7 mm y utilizando un endoscopio para visualizar y tratar la hernia. A través de este enfoque, los cirujanos pueden retirar la porción herniada del disco, aliviar la presión sobre los nervios y reducir el dolor. La cirugía endoscópica de columna ofrece ventajas como una menor lesión de los tejidos circundantes, menor tiempo de recuperación y una estancia hospitalaria más corta en comparación con las cirugías abiertas tradicionales.