¿ QUÉ ES LA ESTENOSIS DE CANAL?

Consiste en el estrechamiento del canal vertebral en la región lumbar, lo que puede provocar compresión de las raíces nerviosas y causar síntomas dolorosos y debilitantes

Información sobre la estenosis de canal

La estenosis de canal lumbar suele ser resultado del envejecimiento y el desgaste de la columna vertebral. Con el tiempo, los discos intervertebrales pueden degenerar, y los ligamentos que rodean el canal lumbar pueden engrosarse, reduciendo el espacio disponible para las estructuras nerviosas. También puede ser causada por hernias de disco o cambios degenerativos en las articulaciones facetarias.

Los microorganismos que  afectan a la columna suelen ser bacterias (estafilococos), y, en algunas ocasiones, hongos. Generalmente, existe el antecedente de infección en otras zonas del cuerpo (genitourinario, piel, vías respiratorias) que, a través de la sangre (diseminación hematógena) se implanta en la vértebra o en el disco intervertebral.

Los síntomas típicos de la estenosis de canal lumbar incluyen dolor en la espalda baja que puede extenderse hacia las piernas, entumecimiento, debilidad muscular y dificultad para caminar o estar de pie durante períodos prolongados. Estos síntomas pueden variar en intensidad y afectar significativamente la calidad de vida del paciente.

El diagnóstico de la estenosis de canal lumbar implica una evaluación clínica por parte del médico, que tomará en cuenta los síntomas y antecedentes del paciente. Las pruebas de diagnóstico, como radiografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas, también pueden ser necesarias para confirmar el diagnóstico y evaluar la gravedad de la afección.

En casos leves a moderados, el tratamiento conservador puede ser efectivo y puede incluir fisioterapia, ejercicios de fortalecimiento, medicamentos para el dolor y la inflamación.. También se pueden recomendar cambios en el estilo de vida, como perder peso o evitar actividades que agraven los síntomas.

La cirugía endoscópica lumbar es una técnica mínimamente invasiva que se ha vuelto cada vez más popular para el tratamiento de la estenosis de canal lumbar. Implica el uso de un endoscopio, un tubo delgado y flexible con una cámara en el extremo, que se inserta a través de pequeñas incisiones en la espalda para visualizar y tratar directamente la zona afectada.

La cirugía endoscópica lumbar ofrece varias ventajas significativas para los pacientes ancianos:

  • Menos daño a los tejidos: Las incisiones pequeñas reducen el daño a los músculos y ligamentos circundantes, lo que acelera la recuperación y disminuye el riesgo de complicaciones.
  • Menos dolor y sangrado: La cirugía endoscópica suele provocar menos dolor postoperatorio y un menor sangrado en comparación con las cirugías abiertas tradicionales.
  • Menor tiempo de recuperación: Los pacientes suelen poder regresar a sus actividades normales más rápidamente después de la cirugía endoscópica.
  • Menor riesgo de infección: Debido al tamaño reducido de las incisiones, el riesgo de infección se minimiza.